Nuestro Blog

Aqui hay informacion importante que queremos compartir.

Lo que debes saber sobre la Peritonitis Infecciosa Felina o PIF

La peritonitis infecciosa felina es una enfermedad felina mortal muy común. Revisemos sus causas, cómo detectarlas y qué podemos hacer si creemos que está presente.

La peritonitis infecciosa felina o PIF es una enfermedad que se puede producir en nuestros gatos y es provocada por un virus llamado coronavirus felino, el cual es muy común.

Se ha visto que aumentan los factores de riesgo de contagio en lugares con alta densidad de gatos, como criaderos, donde puede estar en el 80 a 90% de ellos. En caso de gatitos que no tienen contacto frecuente con otros de su especie se puede encontrar hasta en el 50% de los casos.

Cabe destacar que existe predisposición racial a esta enfermedad encontrándonos con alta prevalencia en Abisinios, Bengalíes, Birmanos, Himalayos, Ragdolls y Rex.

Transmisión y síntomas

La trasmisión de este virus es a través de oral-fecalismo y rara vez por medio de saliva. A pesar de su alta prevalencia aproximadamente sólo el 5% de los gatos que lo padecen pueden generar PIF. La principal fuente de contagio es por medio de las fecas y se ha descrito que puede sobrevivir hasta dos semanas en cajas de arena.

Los primeros signos que podemos encontrar es debilidad generalizada, dolor muscular, inapetencia, pérdida de peso y fiebre. Posteriormente nos podemos encontrar con diarreas, vómitos, afección del sistema nervioso central, ocular, efusiones en abdomen (distensión abdominal) y tórax (dificultad respiratoria).

Diagnóstico

El diagnóstico se genera por medio de diversos exámenes complementarios como:

  • Examen físico
  • Exámenes de sangre
  • Análisis de las efusiones
  • PCR
  • Imagenología
  • etc.

los cuales deben complementarse entre sí.

Conclusiones

Muchas veces los signos pueden tardar en aparecer, por ende, es muy importante la revisión anual de nuestros gatitos, para realizar diagnóstico temprano y comenzar lo antes posible con tratamientos.

Juan Ignacio Lara - Médico Veterinario

Leave a Comment